martes, 28 de julio de 2015

BIZCOCHO FUNDENTE DE CHOCOLATE


Chocolate....chocolate....chocolate....MMmm... podría pasarme los días enteros comiéndolo desde que me levanto hasta que me acuesto, además en todas sus formas, en helado, tartas, bizcochos, tabletas, bombones, líquido... etc. Bueno, los que me seguís ya lo sabéis que si hay un ingrediente que destaca en este blog es justamente ese. Qué le vamos a hacer, no lo puedo evitar, me rechifla! Aunque lógicamente intento comerlo bastante menos de lo que me gustaría, de lo contrario y dado que soy alérgica al deporte y gimnasio estaría como 5 veces más ancha de lo que estoy! Jejeje

Así que hoy seguimos con el chocolate para no perder las buenas costumbres. Os traigo un bizcocho que es un vicio total, los amantes del chocolate no se lo pueden perder, de verdad que no, es increíblemente fácil de hacer y buenísimo. Es húmedo, es fundente en el paladar, es rico como él solo. Ya tengo alguna receta similar en el blog, pero aunque las hayáis hecho, no dudéis en hacer esta también, no os arrepentiréis!

Esta receta fue el resultado de un desastre culinario en el que intenté hacer una tarta y la crema que supuestamente debía de llevar por encima fue un horror en cuanto a textura se refiere, pero la base del bizcocho fue tan tremendamente buena que así se ha quedado, solo el bizcocho que desde luego voy a repetir muchas veces.

¡Chocolateros del mundo: Vamos con la receta que espero os guste tanto como a mí!



INGREDIENTES:

-225 gr. CHIPS DE CHOCOLATE SEMIDULCE
-220 gr. MANTEQUILLA
-180 gr. AZÚCAR
-6 HUEVOS XL
-40 gr. CACAO EN POLVO
-1 cucharadita de SAL
-1 cucharadita de VAINILLA LÍQUIDA
-55 gr. AGUA TIBIA
-1 cucharada de CAFÉ INSTANTÁNEO


ELABORACIÓN:

-Precalentamos el horno a 180ºC.

-Derretimos la mantequilla y agregamos los chips de chocolate, removemos hasta que se derritan y la mezcla esté suave, si fuera necesario pondríamos en el microondas unos instantes.

-Disolvemos el café en el agua tibia, añadimos la vainilla y la sal. Verter esta mezcla en la crema de chocolate y mantequilla. Reservar.

-En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que hayan triplicado el volumen y esté bien esponjoso. Serán unos 10 minutos batiendo. Una vez hayamos conseguido el volumen que necesitamos, tamizaremos por encima el cacao en polvo y removemos con varilla de mano para mezclarlo.

-Finalmente agregamos la mezcla de chocolate reservada, la iremos añadiendo poco a poco y la integraremos con varilla de mano con movimientos suaves para que los huevos no bajen de volumen.

-Preparamos un molde de 22 cm. desmontable. Ponemos papel de horno en el fondo y engrasamos las paredes. Por fuera lo envolveremos con paños húmedos, pero no cubrir completamente, solo hay que poner los paños por abajo y por las paredes exteriores, por arriba no. Esto hace que el interior sea más fundente.

-Horneamos unos 45-50 minutos a 180ºC. Yo lo horneo con aire. Ir comprobando por si necesita un poco más o menos pues cada horno es un mundo. Hay que tener en cuenta que no es un bizcocho seco así que al pinchar para comprobar no saldrá completamente seco (el pincho) pero tampoco debe salir con la masa toda pegada a él o significará que está demasiado crudo.


Buen provecho!