lunes, 23 de marzo de 2015

BARRITAS DE CHOCOLATE Y CARAMELO (TWIX)


Aquí tenemos una de esas recetas que quería hacer desde hace mucho tiempo, y también tengo otra en mente que espero traer pronto y es lo mismo pero en versión bizcocho-tarta.

El día que la hice fue un fracaso estrepitoso, el caramelo no me salía ni a tiros! Pero resulta que a mí cuando una receta por el motivo que sea no me sale bien, automáticamente se convierte en un reto. Se de gente que hace una cosa, no le sale y se acabó, ¡a otra cosa mariposa!, pues yo no, a mí si no me sale ya se me mete entre ceja y ceja y hasta que no me sale no paro, me da igual si me gasto medio sueldo comprando 20 veces los mismos ingredientes, hasta que no me sale no duermo! Y eso fue lo que me pasó con esta. No había forma humana de conseguir la textura ideal del caramelo, al igual que la cobertura tampoco acababa de gustarme, además de que no sé ni cuantas veces se me bloqueó el chocolate! Ahí empezó mi investigación a fondo y me di cuenta de que la cobertura debía ser de chocolate con leche y debía usar manteca de cacao en vez de mantequilla (aunque no hay ningún problema en usar mantequilla, no os preocupéis por eso), en cuanto al azúcar, en este caso mejor usar glas que en grano. La cuestión es que después de muchas intentonas conseguí que me saliera bien y aquí os traigo la receta, ¡menudo descanso!

Os puedo asegurar y garantizar que están super buenos pero lo malo es que no puedes dejar de parar de comer una barrita tras otra.

Las galletas por si solas están muy buenas, saben a mantequilla y como salen bastantes, las sobrantes las podéis comer tal cual sin caramelo ni cobertura, o solo con cobertura de chocolate o si veis que van a ser demasiadas podéis usar solo la mitad de la masa y el resto congelarla para otra ocasión.

Vamos con la receta

INGREDIENTES

PARA EL CARAMELO:

-150 gr. AZÚCAR GLAS
-75 ml. NATA LÍQUIDA caliente
-10 gr. MANTEQUILLA a temperatura ambiente
-½ cucharadita VAINILLA

PARA LAS GALLETAS:

-125 gr. MANTEQUILLA
-1 HUEVO (temperatura ambiente)
-80 gr. AZÚCAR
-170 gr. HARINA
-120 gr. MAIZENA
-1 pizca SAL

PARA LA COBERTURA:

-300 gr. CHOCOLATE CON LECHE DE COBERTURA
-50 gr. MANTECA DE CACAO (o en su defecto 50 gr. de mantequilla)*notas*

ELABORACIÓN

Para el caramelo:
-Ponemos una sartén antiadherente al fuego junto el azúcar glas que lo pondremos tamizado para evitar grumos, dejar a fuego medio hasta que empiece a derretirse, en ese momento empezaremos a mover la sartén, no con cuchara, solo moviendo la propia sartén haciendo movimientos circulares para que todo el azúcar se vaya derritiendo. Una vez veamos que va derritiéndose todo será cuando ya podremos ir removiendo con una cuchara de madera. Hay que tener mucho cuidado de que el caramelo no se queme ya que amarga mucho, además el color del caramelo debe ser como el color de la miel o un poquito más oscuro como mucho. Así que mucho cuidado de no pasarse de fuego. Cuando esté derretido añadiremos la nata caliente removiendo vigorosamente, aquí también hay que tener cuidado porque puede salpicar y quemar, una vez integrados los dos ingredientes añadiremos la mantequilla que tendremos a temperatura ambiente (debe estar blandita), mezclamos y reservamos. 
Conforme pasa el tiempo se irá endureciendo, en el caso de que se endurezca demasiado, lo pondremos de nuevo al fuego y añadiremos un poco más de nata y mantequilla, la cuestión es que debe quedar un caramelo ni líquido ni duro, hay que aproximarse a la textura que tiene el que lleva las famosas barritas.

Para la galletas:
-Ponemos la mantequilla en un bol al microondas y la ablandamos hasta casi derretir. La ponemos en otro bol más grande y añadimos un huevo entero, al azúcar, la harina y la maizena, también la pizca de sal, con las manos mezclamos todo, si vemos que necesita más harina se la añadiremos, debe quedar una masa compacta. Para amasarla mejor la sacaremos del bol y la pondremos sobre la mesa. Formamos una bola y la cubrimos con papel film, introducimos en el frigorífico una media hora aprox.

-Pasado este tiempo, encendemos el horno a 180ºC.
Ponemos papel film sobre la mesa, encima ponemos la masa y cubrimos con más papel film, ahora con la ayuda de un rodillo estiramos la masa dejándola de un dedo de grosor máximo. Con un cuchillo largo y afilado cortamos barritas del mismo tamaño que pondremos en una bandeja de horno que previamente tendremos forrada con papel de hornear.

-Hornearemos unos 10-12 minutos a 180ºC (yo lo hago con aire). No deben tostarse demasiado, con que tomen solo un poquito de color es más que suficiente.

-Dejamos enfriar y con la ayuda de una cucharita pondremos el caramelo por encima. Una vez las tengamos todas con el caramelo metemos la bandeja en le congelador para que se endurezca al máximo el caramelo.

Para la cobertura de chocolate:
-Picamos el chocolate y lo ponemos en un bol junto con la manteca de cacao o la mantequilla, lo meteremos en el microondas para que se derrita, esto hay que hacerlo poco a poco, para ello lo ponemos a baja temperatura y vamos poniendo solo por 1 minuto, cuando se apague volvemos a poner un minuto más, así hasta que comprobemos que el chocolate está derretido completamente. Entonces con mucho cuidado mezclaremos los dos ingredientes para que se integren bien. Dejamos enfriar antes de usar, ojo, si pasa mucho tiempo se endurecerá, lo que tenemos que conseguir es que esté frío pero que siga cremoso para poder echar por encima de las barritas.

-Cuando el caramelo se haya endurecido completamente, sacaremos del congelador, las ponemos sobre una rejilla y vertemos la cobertura por encima de cada barrita, deben quedar perfectamente cubiertas. Si se pone la rejilla sobre una bandeja, el chocolate sobrante que cae sobre ella lo podemos recoger y volver a usar. Si se prefiere se puede poner el chocolate en un bol y sumergimos las barritas dentro, con la ayuda de 2 tenedores las sacamos y ponemos sobre la rejilla para que vayan escurriendo el chocolate sobrante.

-Una vez todas cubiertas las dejaremos enfriar hasta que el chocolate se endurezca. Si se tiene prisa se pueden volver a introducir en el congelador para adelantar el proceso de endurecido de cobertura, aunque luego hay que dejarlas a temperatura ambiente antes de comer para que el caramelo de abajo se ablande.

NOTAS:

-La manteca de cacao es algo que a todos los que nos gusta hacer repostería deberíamos tener, no haya nada mejor para derretir chocolate que añadir manteca de cacao. Un ejemplo de su uso: todos los bombones que nos comemos lo llevan. Hace que el chocolate funda muy bien y se mantenga aún mejor y una vez se endurece la cobertura y nos lo comemos se funde en nuestro paladar. Evitaremos también el famoso bloqueo del chocolate, no hay cosa que de más rabia que tengas el chocolate fundido y cuando lo mezclas con algo va y se bloquea convirtiéndose en una masa granulosa y compacta, pues con la manteca de cacao esto no ocurre. Lo podremos comprar en tiendas especializadas en repostería o por Internet y no es caro. De todas formas si no queréis comprarlo se puede usar mantequilla.




Buen provecho!!