martes, 27 de octubre de 2015

HALLOWEEN TWINKIES


Ya está aquí la fiesta más terrorífica y divertida del año, pero como es una fiesta que no es nuestra sino importada de EE.UU hay mucha gente que está en contra de ella, aunque en realidad es de origen celta y fue llevada allí por los inmigrantes irlandeses, sin embargo a mí me encanta porque me considero ciudadana del mundo no solo de mi país, así que cualquier fiesta divertida sea de donde sea me gusta, qué voy a decir yo si me encanta disfrazarme, ponerme cualquier tontería encima y hacer el tonto un rato, es super divertido y se alivian un poco las historias del trabajo que día a día te van quemando. Pero bueno, sigamos hablando de fiestas y cosas buenas y no de trabajo, ¿habéis oído hablar alguna vez de los Twinkies? Seguro que sí, pero si no lo sabéis son unos pastelitos muy famosos por aquellos lares y yo os los traigo hoy pero con un toque diferente, la masa lleva calabaza y le he añadido al relleno sirope de fresa que al cortar los twinkies da la sensación de ser sangre, aunque una sangre muy dulce y rica!

Puse la cantidad de calabaza que decía la receta pero visto lo visto hay que añadir colorante naranja que yo no puse porque en ningún momento la receta mencionaba este detalle, yo sí que os lo digo ya que debe quedar bastante más naranja de lo que a mí me ha quedado. En fin, ya se sabe que muchas veces no se dicen detalles que son muy importantes y la verdad que no sé porqué pues no cuesta nada escribir con detalle las recetas.

Os dejo ya con la receta que está muy buena y es muy fácil de hacer, lo único que se necesita es un molde especial para que salgan con la típica forma, os pongo foto abajo, pero si no se tiene no pasa nada, se hace un bizcocho (por ejemplo) y luego se corta en porciones rectangulares....



INGREDIENTES

*PARA LOS TWINKIES
-110 gr. HARINA
-70 gr. AZÚCAR
-50 gr. CALABAZA ASADA
-30 ml. ACEITE DE GIRASOL
-3 HUEVOS GRANDES
-1/2 cucharadita CREMOR TÁRTARO
-1/2 cucharadita LEVADURA EN POLVO
-1 pizca SAL
-1/2 cucharadita de VAINILLA LÍQUIDA
-1 pizca NUEZ MOSCADA
-1 pizca CANELA EN POLVO
-COLORANTE NARANJA

*RELLENO
-50 gr. QUESO PHILADELPHIA
-45 gr. MANTEQUILLA ABLANDADA
-40 gr. CREMA MARSHMALLOWS
-1/2 cucharadita VAINILLA LÍQUIDA
-250 gr. AZÚCAR GLAS
-15 gr. HARINA
-1 cucharada LECHE
-1 pizca CANELA

-SIROPE DE FRESA

*PARA CUBRIR
-300 gr. CHOCOLATE CON LECHE o NEGRO PARA FUNDIR (para que quede más siniestro sería ideal que el chocolate fuese negro aunque yo lo puse con leche)
-35 ml. ACEITE DE GIRASOL


ELABORACIÓN

-Precalentar el horno a 180º C

-Engrasar los moldes elegidos, reservar.

-En un bol mezclamos la harina, el azúcar, la levadura, la sal y las especias. Añadimos la calabaza asada (sin piel ni trocitos oscuros), la vainilla líquida, las yemas y el colorante, del colorante pondremos lo suficiente para que quede de un bonito color naranja.

-Por otra parte montamos las claras a punto de nieve fuerte junto con el cremor tártaro.

-Añadimos una tercera parte de las claras montadas a la mezcla anterior para aligerarla y añadiremos el resto de las claras poco a poco con movimientos envolventes para evitar que se bajen.

-Verter la mezcla en los moldes hasta un poco más de la mitad. Depende del tamaño de los moldes saldrán más o menos, a mí me salieron 11 pastelitos.

-Hornear entre 9-11 minutos a 180ºC. Comprobar antes de sacar. Dejar enfriar. Si usáis el molde que he usado yo (son moldes en forma de pastelitos) tendréis que cortar el copete ya que hay que darles la vuelta.

RELLENO
-Batimos la mantequilla ablandada con el queso y la vainilla durante 2-3 minutos. Añadir la crema de marshmallows y la canela, batir.
-Poco a poco ir incorporando la harina y el azúcar en polvo (este paso mejor hacerlo con varilla de mano), finalmente añadimos cucharada de leche, ¡ojo! No poner más leche o quedará muy líquido. Batir todo junto a velocidad media-alta hasta que esté todo bien mezclado y cremoso.

-Una vez que estén fríos los pastelitos, ponemos la crema en una manga pastelera y con una boquilla larga los rellenaremos, en el caso de los pastelitos que yo he hecho los rellenaremos a lo largo por las 2 puntas y con una boquilla igualmente larga pero más fina rellenaremos con el sirope justo al los dos lados de donde hemos puesto la crema (en la foto del corte entenderéis lo que quiero decir).

COBERTURA
-Fundir el chocolate en el microondas o al baño maría. Una vez fundido añadimos el aceite de girasol y removemos bien. Con esto conseguimos que el chocolate sea más ligero y nos sea mucho más fácil usar a la hora de cubrir y además al usar aceite en vez de nata o mantequilla no se nos bloqueará, este sabio consejo me lo ha dado un gran maestro de cocina que me ayuda infinidad de veces con mis miles de preguntas, él es Juan Ramón del magnífico blog: De la vista al paladar.

NOTAS
-El cremor tártaro hace que las claras se mantengan firmes, pero si no tenemos no pasa nada.
-Si no tenemos crema marshmallows pondremos más queso philadelphia.
-El molde es este de la foto:


Fuente: Innside Bru Crewlife, con mis cambios.

Buen provecho!!


lunes, 12 de octubre de 2015

PANCAKES O TORTITAS AMERICANAS


Cuando estuve en Seattle aprendí a hacer Cinnamon Rolls y Pancakes entre otas cosas. Las recetas son familiares por lo que están hechas cientos de veces. Uno de los consejos que me dieron es que los pancakes o tortitas americanas como llamamos nosotros es que lo ideal es usar buttermilk en vez de leche, aunque se puede hacer solo con leche por supuesto, pero ese fue el consejo que a mí me dieron y es lo que yo uso. 

Como sabréis las tortitas no suelen llevar una gran cantidad de azúcar porque se pueden comer con salado como por ejemplo el famoso bacon frito y si se comen con el también famoso jarabe de arce o con mermelada y mantequilla estos ya le aportan el dulzor necesario.

Una cosa que se puede hacer es la mezcla por la noche y así nada más levantarse ya podemos prepararlas y disfrutarlas o bien hacer como hago yo, ¿y qué hago yo? Pues muy fácil, las hago todas y las que no me como las envuelvo individualmente con film de cocina y las congelo así en cualquier momento que me apetezca las tengo listas ya que se descongelan rápido.
A mi me encantan tanto con mermelada y mantequilla por las mañanas como con nutella derretida por encima para una golosa merienda, Mmmm.. :-D

Veréis que hay una foto con tortitas rellenas de nutella, no os podéis imaginar lo buenas que están pero es tan engorroso hacerlas que no os recomiendo hacerlas así, mejor las hacéis normal y echáis por encima el chocolate o lo que queráis.

Sin más vamos a por la receta.



INGREDIENTES

-325 ml. BUTTERMILK (si no tenemos Buttermilk pondremos: 295 ml. de leche y 30 ml. de zumo de limón)
-50 gr. MANTEQUILLA DERRETIDA
-300 gr. HARINA
-1 cucharadita VAINILLA LÍQUIDA
-90 gr. AZÚCAR
-6 gr. LEVADURA
-3 gr. BICARBONATO
-1 HUEVO

ELABORACIÓN

-Por un lado mezclamos el huevo y la mantequilla derretida, añadimos el buttermilk y la vainilla líquida, mezclar todo bien. En el caso de no tener Buttermilk pondremos la leche y el zumo de limón juntos y dejaremos reposar 10 minutos. Esta mezcla no es lo mismo pero puede valer perfectamente.

-Por otro lado mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato y el azúcar.

-En un bol unimos las 2 mezclas, no hay que batir, solo mezclar intentando que no queden grumos.
Dejar reposar unos 15 minutos y ya tenemos nuestra mezcla lista para hacer unas deliciosas tortitas. Es muy importante que la mezcla no esté muy líquida, más bine debe ser tirando a espesa ya que de lo contrario al vertela en la sartén se desparramará demasiado. Si viéramos que la masa no es lo suficiente espesa añadirenos algo más de harina.

-Para hacerlas es tan sencillo como poner una sartén antiadherente al fuego, cuando esté caliente la engrasamos con mantequilla y vertemos un poco de la mezcla dependiendo del tamaño que las queramos hacer. Hay sartenes pequeñas que van muy bien para hacerlas ya que tienen el tamaño ideal. Cuando veamos que hace bubujas por arriba damos la vuelta. Normalmente la primera tortita suele desecharse ya que es la que sirve como ejemplo para saber el tiempo y y la temperatura ideal. Al igual que pasa con los crepes.



NOTAS:
-El buttermilk es fácil encontrarlo en tiendas de repostería, en Internet y en los supermercados Aldi, yo lo compro ahí, está en la sección de yogures y es muy barato. De todas formas ya os pongo arriba como hacerlo en plan casero si os es imposible de encontar.

Buen provecho!!



jueves, 1 de octubre de 2015

TIRAMISÚ



Hoy seguimos con una receta tradicional, en este caso no de nuestra tierra pero si de nuestra vecina Italia.
Recetas de Tiramisú hay varias, hay de fresas, hay de limón...pero lo que es el auténtico tiene 4 ingredientes fundamentales y esos son: queso mascarpone, café, licor Amaretto y soletillas. También hay quién pone queso philadelphia, y quién pone cualquier licor pero aunque en la cocina casi todo es válido mientras esté bueno, no cabe duda que hay recetas que cuando menos se vayan cambiando mejor.
Seguro que hay alguien a quién no le guste este postre, fijaos que yo viviría únicamente comiendo chocolate y sin embargo hay personas a las que no les gusta en absoluto, como por ejemplo a mi amiga, así que con el Tiramisú seguro que pasa lo mismo, pero yo de momento no conozco a nadie que no le guste. Tiene un sabor tan especial que si te vendan los ojos y te dan a probar una cucharada en seguida sabes de que se trata ya que es único, a mí me encanta!
Esta receta que os traigo es la que hago desde hace años, es todo un éxito y no la cambio. La encontré en uno de mis libros de cocina que se llama “Sabores de la Toscana”, lo compré en el año 2000 y es la primera receta que hice de él y como digo se quedó para siempre.

Sin más dilación vamos con la receta.

INGREDIENTES

-SOLETILLAS
-2 TAZAS DE CAFÉ FUERTE
-200 gr CHOCOLATE SEMIAMARGO RALLADO
-500 gr QUESO MASCARPONE
-CACAO EN POLVO

PARA EL ZAMBAGLIONE:
-6 YEMAS DE HUEVO
-130 gr AZÚCAR
-AMARETTO AL GUSTO

ELABORACIÓN

-Empezamos haciendo el café, es mejor que sobre a que falte, así que hacer bastante, ponerle un poco de azúcar y un chorrito de amaretto. Dejar templar.

-Mientras, preparamos el zabaglione:
Batir las yemas, el azúcar y el amaretto en un cuenco al baño maría, remover hasta que espese. Esto es un buen rato, unos 10 minutos aproximadamente y sin parar de remover para que no se pegue al fondo. Es algo cansado pero hay que hacerlo así para que espese bien y se unan bien los ingredientes.

-Una vez espeso retirarlo del fuego y seguir batiendo hasta que enfrie.

-En un bol batimos el mascarpone hasta que se reblandezca un poco y le añadimos el zabaglione, remover bien hasta que los ingredientes estén perfectamente unidos.

-Poner las soletillas en el fondo del molde elegido, así sabremos exactamente las que caben, sacarlas y remojarlas en el café, no deben quedar blandas ni excesivamente duras. Conforme las vayamos remojando las ponemos en el fondo del molde nuevamente y las espolvoreamos con la mitad del chocolate rallado o muy picadito.

-Verter la mitad de la crema y extenderla bien. Volver a repetir lo que hemos hecho...o sea... ponemos encima de la crema una capa de soletillas remojadas en café, encima la otra mitad del chocolate rallado, encima la crema restante y la alisamos.

-Cubrir todo con cacao amargo en polvo.

-Meter en el frigorifico hasta la hora de servir. De un día a otro esta mucho mejor.

Buen provecho!